viernes, 26 de septiembre de 2014

Toallitas caseras de algodón (para la higiene del cambio de pañal)

Tras la comparativa de pañales y toallitas "eco" que hice en este post, finalmente me decidí por comprar los pañales desechables y biodegradables Beaming Baby y también un paquete de Bambo, algo más caros pero disponibles en España (on line) sin pagar tasas desorbitadas de transporte. Además, contaba con un paquete de Dodot recién nacido, que compré en esa ansia que nos entra a las mamis por comprarle algo al bebé en cuanto nos enteramos de que estamos embarazadas... El resultado entre las tres marcas de pañales ha sido que los que mejor se ajustan a un bebé pequeñito (mi bebé ha pesado 3Kgs y medido 48cm) son los Dodot, luego los Bambo y después los Beaming Baby, y es que aunque éstos últimos son los más pequeñitos, los elásticos laterales para cerrar el pañal son los más grandes. Aun así, bien con las tres marcas.

Aparte de los pañales, y dado que las 'mejores' toallitas asequibles tan sólo me parecían 'menos malas' que el resto, opté por buscar otras opciones, y así dí con posts como el de recetas para hacer lociones de toallitas de bebé caseras, o este otro, con una receta para toallitas cosméticas, otro para toallitas de bebé y otro para toallitas del hogar. Pero tampoco me acababa de convencer la historia esta del rollo de papel de cocina, así que decidí comprarme unos tuppers herméticos y unas toallas de algodón para bebé (si las prefieres de algodón eco, puedes mirar estas o estas) en Ikea estupendas de precio, cortar cada toalla en 4 partes iguales (de 15x15cm cada una) y utilizarlas para el cambio de pañal dentro y fuera de casa, humedecidas con una loción casera. Os cuento cómo lo he hecho y si os animáis, ¡contadme!



LA LOGÍSTICA:
Compré 3 packs de 10 Uds. de toallas Ikea, con las que hice 120 toallitas de 15x15cm (las rematé con la máquina de coser lo justo para que no se deshilachen, una costura en zig zag).
También compré 3 tuppers de 17x17cm, donde entran unas 10-15 toallitas (de 15x15cm) impregnadas en loción, pero he de decir que como cierran tan bien (ideal para alimentos), es un coñazo a la hora de abrir y cerrar para los cambios de pañal, y me he comprado un par de esos que tienen pestañas laterales para cerrarlos, que se abren y cierran más rápido. Tengo un tupper para el bolso de paseo y tengo otro de reserva. Para evitar que se estropee la infusión, si no salimos cada día, saco el tupper del bolso de paseo y lo dejo en el congelador (se descongela rápido)
Dentro de casa, limpiamos con una esponja y agua  y si es necesario, le pongo un poquito de aceite de almendras dulces. La 'reserva' de toallitas limpias y secas las guardo en otro diferente, y he dejado algunas nuevas para ir reponiendo las que se estropeen más.

Hago 1 litro de loción y la congelo en cubitos (4 cubiteras). Cuando gasto las toallitas de un tupper, lo relleno con toallitas limpias y secas y les pongo 5 cubitos de loción (en función de la medida de los cubitos) por la noche, para que al día siguiente ya estén impregnadas y listas para usar.
En el bolso de paseo llevo una bolsa de plástico con cremallera que reutilizo o bolsitas plásticas biodegradables, donde meto el pañal sucio si no hay basura cerca y las toallitas utilizadas, que al llegar a casa dejo en remojo en una palangana con agua en la terraza. Tras haber estado en remojo, les hago un prelavado en la lavadora si están muy sucias y luego las lavo con la colada de toallas, a 60ºC y con percarbonato (en Mercadona), un blanqueante con oxígeno activo sin lejía y más respetuoso (y barato que los blanqueantes de marcas conocidas).
No utilizo suavizante, porque no es bueno para la piel, contamina mucho y además es estupendo para estropear lavadoras.


LA INFUSIÓN
Ingredientes:
1,5 litros de agua 
50 grs de flores de manzanilla común
100 ml de Aloe vera
10 grs de Vitamina C (1% aprox)

La manzanilla es antiinflamatoria, antiséptica, antifúngica, calmante, y posee cualidades cicatrizantes,  antibacterianas y antivirales, entre otras aplicaciones y beneficios. Es conveniente que no haga más de un año de su recolecta (en primavera y verano), para que no pierda propiedades.

El aloe vera* es antiséptico, bactericida, antiinflamatorio y regenerador. Además, contiene zinc, ingrediente presente en las cremas de cambio de pañal por sus propiedades, puesto que crea una capa protectora que disminuye la picazón o prurito y evita el ardor en la piel del bebé.
Si obtenéis el aloe en casa, aseguraos al limpiarlo de que no caiga aloína, que puede ser irritante.
(*)  No está recomendada la ingestión de aloe vera durante el embarazo, la lactancia ni en niños menores de 12 años, pero su uso tópico (en la piel) no conlleva peligro (salvo la remota posibilidad de alergia, por lo que es mejor realizar una prueba de 24h en el reverso de la muñeca antes de utilizar cualquier ingrediente). Además el aloe es tremendamente eficaz para combatir el picor de las picaduras de insectos y las quemaduras solares.

La vitamina C es un antioxidante que mantiene estable el ph de nuestra infusión (*), por lo que lo utilizamos como conservante. La vitamina E es un conservante natural, pero es liposoluble (soluble en medio graso), por lo que en nuestra infusión se separa sin mezclarse.


Preparación:
Pongo el agua a hervir 5 minutos, retiro e infusiono durante 15-20 minutos con la manzanilla (aparto del fuego, añado las flores y lo dejo tapado). Filtro el agua con un colador fino y luego con uno de tela para eliminar cualquier resto que pudiera rascar la piel del bebé, añado el gel de aloe vera puro y la vitamina C y remuevo para que se mezcle todo bien. Lo dejo enfriar, lo vierto en moldes para cubitos y los pongo en un cajón del congelador. Después voy utilizando los cubitos según los voy necesitando y cuando me quedan pocos, hago otro litro de infusión.

Y como tercera alternativa, cedida por Marta de Eco Mama, también podéis comprar algo como estas toallitas de bambú con bolsa impermeable para su transporte y llevar además un botecito de spray con una solución calmante para humedecerlas. En el botecito podéis infusionar manzanilla, añadir unas gotas de aceite de caléndula y un par de gotas de aceite de árbol de té o bien adaptar en cantidades la infusión que os propongo arriba. Limpiais con una de las toallitas humedecidas, la guardáis en su bolsita y la laváis al llegar a casa. Chulo, ¿verdad?


CAMBIAR EL PAÑAL

Fig. A: Extraer el pañal sucio
Fig. B: Limpiar heces con el mismo pañal (niños hacia arriba, niñas hacia abajo)
Fig. C: Eliminar el pañal (*)
Fig. D: Limpiar la zona con agua tibia
Fig. E: Secar la zona
Fig. F: Colocar un nuevo pañal
(*) Recomiendo dejar el pañal doblado bajo el culete hasta que pongamos el limpio, por si hacen más caca.

A los niños se les limpia de abajo hacia arriba, y a las niñas de arriba hacia abajo, para evitar que entren heces en la vagina.
El gesto de 'arrastrar' al limpiar es lo que más irrita la delicada piel de los culitos. Es mejor limpiar la zona dando toquecitos suaves y después, importante, secar también a toques para eliminar la humedad, con una toalla/paño/gasa de algodón seca o pañuelo de papel.
En casa se puede utilizar también una esponja con agua y unas gotas de gel (sin jabón, para que no reseque) o un poco de aceite de almendras dulces para la limpieza del pañal.
Es mejor NO utilizar crema en cada cambio de pañal, sino únicamente si existe irritación para evitar que la piel se acostumbre y se vuelva más vulnerable.
La arcilla verde es un buen remedio natural para tratar la dermatitis del pañal. Más info aquí y aquí.



Quizá también te interese:
Aloe vera para los bebés y sus mamás
El consumo de aloe vera contraindicado para menores, mujeres embarazadas y madres lactantes.
Toallitas y pañales eco
Productos cosméticos tóxicos, ¡cuidado!
Colonias de bebé, ¡precaución!
Piel de bebé: productos a evitar (OCU)
El cordón umbilical, ¿qué es?

 
Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna derecha.

Licencia de Creative Commons
"Por Un Parto Respetado" de Mireia está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

6 comentarios:

Valentina Mitscheunig dijo...

Hola! Enhorabuena por el blog, me parece muy interesante!
Quería preguntarte dónde conseguir los ingredientes de la loción, no tengo experiencia en estas cosas, pero me gustaría intentarlo. Gracias!

Joa dijo...

Alo! escribo desde argentina, sigue activo el blog?
es GENIAL!! el mercado para bebes en argentina es pesimo, todo lo comun y en poca variedad. Recien esta empezando el tema de los pañales de tela y el porteo ergonomico. y es CARO!

tengo una consulta, el gel de la hoja del aloe vera funciona igual que el gel comprado? no se descompone?

genial el blog GEENIAAL

SALUDOS

Mireia dijo...

Hola, Joa, gracias por tu comentario. El blog ya no esta activo, pero si puedo contesto mensajes. El gel de aloe natural te aguanta casi una semana en la nevera, con conservante ha de aguantar mas. Busca en facebook alguna pagina de "cosmetica natural" donde te puedan decir mejor, que yo acabo de empezar! ;)

Mireia dijo...

Hola, Valentina, disculpa por no contestar antes, no te vi. En el primer link que tienes donde pone "este post", te lleva a otro articulo que tiene enlazados varias sugerencias de compra. Un saludo!

Mireia dijo...

Hola, Valentina, disculpa por no contestar antes, no te vi. En el primer link que tienes donde pone "este post", te lleva a otro articulo que tiene enlazados varias sugerencias de compra. Un saludo!

Mireia dijo...

Hola, Joa, gracias por tu comentario. El blog ya no esta activo, pero si puedo contesto mensajes. El gel de aloe natural te aguanta casi una semana en la nevera, con conservante ha de aguantar mas. Busca en facebook alguna pagina de "cosmetica natural" donde te puedan decir mejor, que yo acabo de empezar! ;)

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por leer mi blog, pero lamento comunicarte que no lo sigo actualizando.
Durante casi diez años dediqué parte de mi vida a este tema de muy diferentes formas, y con la llegada de mi tercer hijo, llegó el momento de pasar página. No obstante, si lo deseas puedes dejar un comentario. Siempre que no sea ofensivo ni spam se publicará una vez supervisado, y si puedo contestarlo, lo contestaré.
Recuerda que éste es un blog informativo, no un blog médico. Si realizas una consulta, has de tener en cuenta que recibirás opiniones, no diagnósticos.
¡Que tengas un buen día!