jueves, 1 de noviembre de 2012

El cordón umbilical, ¿qué es?


  • EL CORDÓN UMBILICAL. ¿QUÉ ES?
En los humanos, el cordón umbilical en un feto es, por lo general, de unos 50-55 cm de longitud y unos 2 cm de diámetro. En algunas ocasiones excepcionales puede llegar a medir incluso dos metros. Contiene dos arterias umbilicales y una vena umbilical, sepultada dentro de la gelatina de Wharton.  
Es a través del cordón, unido a la placenta, que el bebé recibe su 'alimento' y su oxígeno, proporcionados gracias a la alimentación y respiración de la madre. La vena umbilical lleva el oxigeno y los nutrientes al bebé, mientras las arterias umbilicales son las que se encargan de eliminar los desechos y el dióxido de carbono que éste genera, a través de la placenta, que es la que proporciona oxígeno y nutrientes al feto y facilita la eliminación de los desechos del bebé.



Al nacer y respirar por primera vez, cambia el sistema circulatorio del bebé, que antes obtenía el oxígeno necesario a través del cordón umbilical y ahora pasa a obtenerlo a través del aire que entra en sus pulmones. Se cierran algunos pasos de sangre que estaban comunicados y se abren otros para que puedan formarse las dos mitades del sistema circulatorio.
La anomalía más frecuente del cordón umbilical es la presencia de sólo dos vasos, una arteria y una vena, denominada arteria umbilical única (AUU). En un 30% de los casos en que se da esta condición se detecta un bajo peso al nacer, aproximadamente un tercio de los fetos con este tipo de cordón presenta alguna anormalidad, donde son comunes las de tipo cardiacas, renales o del sistema nervioso.
www.wikipedia.org
  • PROLAPSO DE CORDÓN EN EL PARTO
La incidencia de prolapso de cordón es mucho mayor en la rotura artificial de membranas que en la natural, ya que es más probable que se malposiciones el bebé. Esto depende de en qué momento se rompa artificIalmente la bolsa; cuanto más precoz, más probable el prolapso.  De hecho, es una contraindicación absoluta romper una bolsa si la cabeza no está bien apoyada en un primer plano. En una rotura espontánea es muy fortuito el prolapso de cordón. Un prolapso de cordón es algo serio y una causa justificada de cesárea, puesto que si la cabeza del bebé comprime el cordón ubilical, no recibe aporte de oxígeno y puede ser fatal.  Lo mejor que puede hacer si nota salir el cordón por la vagina (se nota porque hay algo que "late"), es colocarse en posición de genuflexión, o sea, de rodillas en con el culo en pompa intentado mantener la cabeza por debajo del nivel de la pelvis. Las probabilidades de tener un prolapso espontáneo son mínimas excepto cuando el bebé está en posición transversa o podálica, que aumentan. En estos casos hay más probabilidad de que ocurra pero también es más probable que aguante más tiempo (el culete es más blando y aunque comprima se puede mantener un mínimo aporte de sangre).
"Cuando una mujer rompe la bolsa y la cabeza está muy alta, lo mejor que se puede hacer es ponerse de pie y favorecer que esa cabeza se apoye en la salida, bloqueando así la posibilidad de que se salga el cordón. Una de las cosas que dificultan la dilatación es que al estar tumbadas, la cabeza no se apoya bien sobre el cuello, con lo cual no hace presión para que vaya dilatando. Para saber en qué posición está la cabeza no es necesario hacer un tacto: palpando la barriga se nota. Evidentemente, con un tacto te aseguras, pero no es necesario.

Cuando el cordón es especialmente corto, es casi imposible que haga un prolapso. Un cordón corto de verdad, no sólo no sale, sino que da muchas alarmas antes del expulsivo y el monitor lo detectaría. En tal caso, el parto vaginal queda imposibilitado, algo poco frecuente."

Choni Gómez, Comadrona (www.hebamme.es)
  • VUELTAS DE CORDÓN EN EL PARTO
Las vueltas de cordón son algo muy común y no tienen por qué provocar nada; eso no quiere decir que en un momento determinado una vuelta (o dos o tres o las que sean), no pueda apretarse y hacer pasar un mal rato al bebé. A veces se aprietan y se sueltan y otras veces no se aprietan o no se sueltan. El cordón umbilical se puede enrollar alrededor de cualquier parte del cuerpo, sobre todo el cuello, los brazos, las piernas o el tronco del niño. A veces se desenrolla solo, otras permanece enrollado hasta el momento del parto. Es algo totalmente impredecible, y un diagnóstico ecográfico de vuelta de cordón no debe preocuparnos. En ocasiones, el bebé aprieta con sus manos el cordón y no tiene ninguna vuelta; o lo comprime entre la cabeza y la pared del útero.

↓ Parto con 5 VUELTAS de cordón ↓


No se justifica ninguna intervención cuando hay vueltas de cordón.
Se hace rutinariamente, pero estas intervenciones no son inocuas: ni quitar las vueltas (puedes tirar del cordón demasiado y romperlo), ni tocar a ver si hay vueltas cuando acaba de salir la cabeza (hace daño a la madre y puede lesionar el periné), ni mucho menos cortar el cordón aunque haya vueltas apretadas, porque de ese modo dejas al bebé sin oxígeno hasta que sale y además impides el retorno de sangre de la placenta, pudiendo dejar al bebé con demasiada poca sangre.

Los estudios que dicen que las vueltas de cordón influyen en la desaceleración cardíaca durante el parto, en la baja puntuación Apgar y en la falta de oxígeno se han realizado cortando el cordón en cuanto ha salido la cabeza del bebé. Esta práctica, extendida incluso en libros de obstetricia, se basan en literatura médica no evaluada y carecen de cualquier evidencia científica.

LAS VUELTAS DE CORDÓN, ¡MEJOR NO SE TOCAN!


El problema con las vueltas de cordón no depende tanto de lo enredado que venga el bebe, sino de la longitud del cordón. Hay bebés que nacen con varias vueltas al cuello  y/o al cuerpo y no padecen ni un segundo; otros tienen una sola vuelta que les imposibilita descender por el canal de parto (bajan con la contracción, pero vuelven a subir cuando les estira el cordón); ésto queda registrado con una simple monitorización. En la mayoría de ocasiones, cuando el bebé nace con alguna vuelta de cordón, lo más sencillo y rápido es meter el dedo y deshacerla.

Las vueltas de cordón han acabado siendo los chivos expiatorios de los profesionales, puesto que les sirven para culpar de cualquier posible complicación durante el parto a la madre o al bebé, en lugar de asumir responsabilidades y buscar el problema en el profesional o el sistema.

Solo uno de cada diez bebés con vueltas al cuello puede requerir una cesárea:





Aunque esto es bastante común y ocurre en alrededor del 20% de los embarazos (0,2% en caso de más vueltas), no suele presentar mayores problemas, porque el bebé recibe el suministro de oxígeno a través del cordón y no por respiración normal. Lo mejor es intentar el parto y solo recurrir a cesarea si aparece sufrimiento fetal. En ningun caso las vueltas de cordón justifican una cesarea si no hay sufrimiento fetal comprobado.
Más info, por Raquel Faus, comadrona.

Algo similar ocurre con los nudos, que por si solos no son indicativo de nada. Ha de evaluarse cómo afectan al bebé.


  • EL PINZAMIENTO DEL CORDÓN (CORTE)
El cordón umbilical no debería ser pinzado (cortado) antes de que deje de latir. Mientras el cordón lata la placenta seguirá insuflando sangre en el cuerpo del bebé. Esta sangre es rica en nutrientes y proporciona una reserva de hierro al niño. Si no la recibiese el niño tendrá un déficit de reservas de hierro y puede padecer anemia, motivo por el cual se insta a las madres a comenzar con la alimentación complementaria muy pronto. Además, es una excusa perfecta para dejar al bebe sobre su madre, en lugar de cortar-provocar llanto-separar, y fomentar así el contacto piel con piel desde el primer minuto.

La Organización Mundial de la Salud, en su guía Care in normal birth (Cuidados en el parto normal), publicada en 1996, aconseja el “pinzado tardío”,  que consiste en cortar el cordón umbilical cuando deja de latir. Según pruebas científicas, esta técnica reduce el riesgo de hipoxia (falta de oxígeno en el cerebro del recién nacido), así como de hipoglucemia y de anemia. Además, permite regular con precisión el pH de la sangre neonatal (el equilibrio ácido-base determinado por la oxigenación).

Izda: Cordón aun latiendo (aun no se debe cortar)   /   Dcha: Cordón ya colapsado (ya se puede cortar)

Además, retrasando el corte la placenta sigue con su función oxigenadora del cuerpo del bebé mientras continúe transmitiendo sangre. Y esto, en el momento inmediatamente posterior al nacimiento, es un seguro de vida contra la anoxia (falta de oxígeno) postnatal. Si no se pinza y no se corta podrá seguir proporcionando al recién nacido una segunda fuente de oxígeno. Sus pulmones pueden tomarse su tiempo para comenzar a funcionar perfectamente. No será necesario forzarlos, ni hacer llorar al bebé, ni darle un golpe en la espalda para que respire. Lo hará poco a poco, estando durante esos minutos protegido por el oxígeno que le sigue llegando gracias a su cordón umbilical, que aun late. La Naturaleza ha previsto que el nacimiento no suponga una carrera contra la muerte. Solo hay que dejarla actuar.

Si se tiene paciencia el cordón umbilical se colapsará por si solo (dejará de latir), y a veces tarda solo 3 minutos, y otras veces tarda 15 ó 20. Una vez suceda eso si puede pinzarse y cortarse. Si se hace antes puede provocar anoxia y hasta daños irreversibles por falta de oxígeno cerebral en algunos bebés, sobre todo los que nacen con sufrimiento fetal agudo y necesitan más que ninguno que la placenta le siga pasando durante unos minutos sangre con oxígeno. Esto es igual de importante o más en el caso de los bebés prematuros, que necesitan el aporte extra de oxígeno y toda la sangre llena de nutrientes y hierro que puedan recibir.
Desde www.bebesymas.com

El cordón umbilical, garantía de hierro
"Hay un arma poderosa y casi secreta que puede prevenir los riesgos de una mala alimentación en el momento en que nace un chico: el ombligo. La doctora María del Carmen Morasso, de UNICEF, reveló a este Equipo de Investigación que ese fondo de Naciones Unidas recomienda que los médicos no corten inmediatamente el cordón umbilical de un recién nacido. "La idea es que esperen unos dos minutos. Durante ese lapso sigue pasando sangre de la mamá al bebé. Y esa sangre que pasa en ese tiempo tan cortito tiene mayor cantidad de hierro que la que hay en seis meses de lactancia materna. Esos dos minutos unido a su madre le garantiza al bebé un tanque lleno hasta los seis meses de vida, cuando empieza a comer otros alimentos. Los estudios de UNICEF hechos con universidades internacionales revelaron que a los seis meses de vida un cuarenta por ciento de los chicos ya estaban anémicos. ¿Qué pasaba? ¿Un error de la Naturaleza? No. Averiguamos que el cordón se había cortado en esos casos en forma inmediata. En la Argentina, el cordón umbilical se corta a los veinte segundos con lo que casi no pasa hierro de la madre al chico."
Desde Diario Clarín

Más INFO:
En otras ocasiones, el cordón umbilical NO SE CORTA cuando nace el bebé, y se deja que se seque, unido a la placenta, hasta que cae por sí mismo (3 o 4 días después del nacimiento). Este tipo de nacimiento recibe el nombre de nacimiento LOTUS. Su nombre se debe a la enfermera californiana Clair Lotus Day, que, en 1974, decidió que su hijo naciese de esta manera. Su motivación era de índole espiritual, pero esta técnica también ha demostrado ser beneficiosa para la salud. Puede dejarse secar al aire libre o meterla en una bolsa o toalla.
Más info sobre nacimiento Lotus.
  • CÉLULAS MADRE
Recientemente, se ha descubierto que la sangre del cordón umbilical es una fuente fácilmente disponible de células madre que se pueden utilizar para el trasplante de médula en caso de leucemia.


En ciertos casos el cordón umbilical se dona a hospitales públicos. En España el almacenamiento de los mismos se lleva a cabo en los bancos públicos de cordón umbilical, de los que hay seis homologados en ese país. Posteriormente, se lo utiliza para realizar trasplantes de células madres adultas obtenidas de la sangre del cordón umbilical, una alternativa más eficaz al tradicional trasplante de médula osea, ya que disminuye la probabilidad de rechazo y mejora y acelera el resultado terapeútico.

También se almacenan en clínicas privadas autorizadas para un posible autotrasplante futuro.
Es necesario tener en cuenta los beneficios del corte tardío del cordón umbilical a la hora de decidir su donación, y ser conscientes de que para que podamos donar la sangre del cordón de nuestro bebé, hemos de consentir que se lo corten prematuramente, con todos los riesgos que ello conlleva. [Próximamente más información.]
  • CUIDADOS DEL CORDÓN UMBILICAL
Cuando se corta el cordón umbilical, queda un muñón que luego se seca, sana y generalmente se cae al cabo de una a tres semanas. Mientras el cordón está sanando, se lo debe mantener lo más limpio y seco posible. En muchas ocasiones el retraso en caerse el cordón se debe a un exceso de humedad. Con el fin de mantener el cordón seco, se debe bañar al bebé con esponja en lugar de sumergirlo en la bañerita, y es recomendable doblar la parte de arriba del pañal hacia abajo, destapando el ombligo y el muñón para que quede expuesto al aire y no esté en contacto con la orina.

Cuando nazca el bebé, tu médico o comadrona rociará la zona umbilical con un antiséptico después de prender y cortar el cordón para prevenir una infección. Se ha recomendado durante años que una vez en casa, la madre limpie la base del muñón umbilical con un pedacito de algodón o gasa mojado en alcohol o mercromina, una o dos veces al día. Hay muchos pediatras que aún siguen sugiriendo esta práctica, pero otros piensan que es más eficaz dejar que el cordón se seque al natural. La recomendación cambió después de que un estudio realizado en Ontario, Canadá, por Hamilton Health Sciences Corporation, demostró que los cordones umbilicales que no recibían ningún tratamiento cicatrizaban en ocho días, mientras que los que eran rociados con alcohol tardaban 10 días en caerse. (Ninguno de los 1.800 recién nacidos que participaron en el estudio desarrollaron infecciones del ombligo.)



Se debe vigilar el cordón umbilical por si hay infección. Esto no ocurre con frecuencia, pero cuando lo hace, puede diseminarse con rapidez. Los signos de infección son:
  • Secreción amarillenta y mal oliente del cordón
  • Enrojecimiento y sensibilidad de la piel alrededor del cordón
Otro de los problemas poco frecuentes es el sangrado activo, el cual generalmente ocurre cuando el cordón es halado demasiado pronto. Debe permitirse que el cordón se caiga de manera natural, incluso si sólo pende de un hilo. En el sangrado activo, cada vez que se limpia una gota de sangre, aparece otra gota. Se debe llamar al médico de inmediato si el cordón en efecto sangra de manera activa.

Algunas veces, en lugar de secarse por completo, el cordón forma un granuloma, que es tejido cicatricial de color rosado. Este granuloma drena un líquido amarillento y claro. Esta afección generalmente desaparece en alrededor de una semana; pero de no ser así, es posible que el pediatra deba quemar (cauterizar) el tejido de granulación.

El muñón del cordón umbilical del bebé debe sanar y caerse para cuando el bebé tenga 8 semanas. Si este muñón permanece por más tiempo, puede haber un problema con la anatomía o el sistema inmunitario del bebé. Se debe consultar con el pediatra si el muñón no se ha secado y desprendido para cuando el bebé tenga dos meses de edad, porque existe la posibilidad, aunque pequeña de que el bebe tenga un defecto del ligamento umbilical.







Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna derecha.

Licencia de Creative Commons
"Por Un Parto Respetado" de Mireia está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

2 comentarios:

Lograr la mejor Nutrición dijo...

Muchas Gracias por tan clara información.
Recuerdo cuando nació mi hija, hoy de 5 años lo que tuve que luchar para convencer al médico para que aguarde y no corte tan pronto el cordón. Es incomprensible que no lo entiendan. Los felicito y a seguir divulgando !!!

Respiro La Vida dijo...

apoyo!!!! gracias gracias...

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!
Recuerda que éste es un blog informativo, no un blog médico. Si realizas una consulta, has de tener en cuenta que recibirás opiniones, no diagnósticos.
No se publicarán comentarios ofensivos.